EL SECRETO

He tenido a bien grabar la presente plancha con el tema del secreto porque creo que es una de las cosas que resultan mas difíciles de comprender desde el mundo profano y que a la vez provocan mayor cantidad de sentimientos opuestos y recelos por parte de la sociedad e incluso de los propios masones; es la necesidad o no de la existencia del secreto.

No es el objeto de mi plancha, referirme a la posible existencia de una clave de bóveda ni de una parte de verdad del saber humano o de la historia ya que aún no es el momento y el tiempo lo dirá y además aún queda mucho por trabajar en mi piedra personal para poder llegar a entender convenientemente, sería un atrevimiento por mi parte abusar de las herramientas de mi grado puesto que nadie comentará en tenida esta plancha a posteriori y podría cometer imprecisiones si me aventurara a ello.

El secreto al que yo me refiero es el secreto superficial, mucho más de estar por casa, como el de guardar silencio sobre los trabajos masónicos o no revelar aspectos y detalles concernientes a la iniciación en el mundo profano.

Vivimos en una sociedad en la que aparentemente todo el mundo dice poseer e incluso luchar por la verdad, y se le da un gran valor a la hora de evaluar la honorabilidad de alguien puesto que se dice tal persona es buena porque «no sabe mentir» o «hazle caso porque siempre dice la verdad». Bueno pues yo me voy a remontar a mi evolución personal, concretamente desde que decidí investigar y acercarme a la masonería para tratar de demostrar, que precisamente sea esta concepción, probablemente errónea, del secreto o la verdad la que ocasiona tantos problemas de interpretación cuando de realizar prácticas o actividades secretas o discretas se trata.

Yo siempre había creído que decir la verdad era algo muy positivo y que las personas que esconden secretos no son del todo buenas o, como poco que son algo oscuras. Claro cuando comienzas a leer temas sobre masonería es una de las cosas que llaman la atención, el hecho de que se siembra la duda razonable de que si no son del todo transparentes, es porque algo deben esconder, y me remito a cualquier escrito contrario a la masonería o, incluso sin ser contrario a ella, para encontrar todo tipo de especulaciones sobre el porqué de ese secretismo.

Claro esta que visto de este modo resulta muy fácil sacar conclusiones acerca de que el secreto es algo negativo contra lo que hay que luchar en beneficio de la verdad y del conocimiento, y que una serie de personas que se dedican a hacer no se qué en no se donde, y a los que, al parecer todo les va muy bien pues no deben ser muy buenos cuando no nos lo cuentan a los demás y lo comparten, para que todos podamos unirnos a la gran orgía en la que deben estar metidos para justificar tanto oscurantismo por su parte.

Otra de las cosas que más me llamó la atención es la propia definición de la masonería moderna como sociedad no secreta, pero si discreta, sinceramente, lo primero que pensé es: «esto es demagogia pura» , «vaya manera de jugar con las palabras»,aparentemente esta claro que si se trata de algo que no es popularmente conocido o a lo que no se puede acceder con total transparencia, sea lo que sea, es secreto, con lo cual no se a que fin este afán por llamarse discretos. Pero resulta que no, no es así, sino que a medida que uno va reflexionando en el significado de la palabra secreto, y todo lo que ello conlleva, se va dando cuenta de que secretos, existen en todos los campos de la vida, y que el secreto en la sociedad humana, no solo no es negativo sino que es absolutamente necesario para que algunas cosas en la vida y en nuestra sociedad mantengan un cierto orden, del mismo modo pretendo reflexionar sobre como, la existencia de el secreto o discreción sirve a la masonería .

Pongamos por ejemplo una familia en la cual existe un problema pequeño, como puede ser que el hijo pequeño (aunque no tan pequeño claro), moje la cama, o cualquier otro que se nos ocurra, pues bien ahora vamos a ver qué beneficio saca la sociedad de que todo el mundo que tenga contacto con esa familia conozca el problema, probablemente ninguno, pero sin embargo, si que, ante una situación de este tipo, seguramente se establecería una especie de secreto, o pacto de discreción entre los miembros de esa familia de tal modo que solamente las personas más cercanas podrían participar del problema y ayudar a buscar la solución mejor para el niño (médicos, psicólogos, un pañal de proporciones enormes ,etc); se ha establecido de esta forma un secreto con todas las partes necesarias, tenemos pues un grupo (la familia), un objetivo a conseguir (solucionar el problema de mojar la cama), un criterio para el mantenimiento de ese secreto (que solo podrán participar los familiares), y un beneficio con respecto a que no se mantuviera bajo secreto y fuera algo público, que no es otro que la vergüenza que pasaría el niño si sus amigos lo supieran o si en el colegio se le tratara de forma diferente. Esto que en principio es un ejemplo muy simple, viene a demostrar que hasta en los aspectos más íntimos y simples de la vida la existencia del secreto se hace totalmente necesaria para mantener la cohesión en un grupo de personas, pero es más, el compartir ese secreto, les hace sentirse unidos y no sentirse solos, además de aportar el citado beneficio al grupo y poder ayudar en común a buscar soluciones.

Secretos pues, existen en casi todos los campos, ¿no existen acaso secretos industriales? En casi todas las materias, productos e industrias sujetas a la evolución de la tecnología y a la investigación. Del buen uso y manejo y del mantenimiento de estas informaciones dependen intereses enormes, como patentes de nuevos productos, miles de puestos de trabajo, liderazgo en un sector económico., por el simple hecho de una fisura en la hermeticidad de la información, puede haber muy pronto consecuencias con pérdidas enormes.

También existen secretos de estado, cuando alguien accede a un puesto de importancia política o administrativa, existen una serie de aspectos que no pueden ni deben ser revelados al público, no es necesario tener mucha imaginación en este aspecto, pero incluso algunas cosas, tienen nombres que denotan la existencia del secreto claramente, como pueden ser: «los fondos reservados» de algunos ministerios o determinados salarios o acciones, incluso el propio lema que reza en el escudo de los servicios secretos españoles dice en latín «Ex notitia victoria» o «conocer para vencer».

Otro secreto que existe, muy fácilmente reconocible es el de la propia iglesia católica solo por citar una, pues secretos existen en casi todas las religiones de masas, la iglesia se suele definir como muy clara, transparente y contraria a los secretos, que curioso, resulta que no hace demasiado tiempo que falleció el Papa Juan Pablo II y, se procedió a la elección de un nuevo pontífice; bueno, pues o yo no lo entendí, o después de un mes o dos de bombardeo de noticias por todos los medios , no quedó nada claro quien o quienes, y de que manera exactamente se eligió al actual Papa de Roma, yo no se si se celebraron reuniones diarias o se lo jugaron a las chapas, lo que si me quedo más claro fue lo del color de la fumata, este es otro ejemplo, pero existen muchos otros como los milagros o las lagunas de la historia de la iglesia, o que clase de ropa interior deben llevar los curas debajo de la sotana, en fin, secreto.

Alguien me dijo una vez, que lo realmente importante de una persona era precisamente su parte oscura, la parte blanca está muy visible en todos nosotros, toma claro, nuestros esfuerzos nos cuesta hacer que se noten nuestras virtudes, si alguien es alto, guapo, trabajador, inteligente, valiente, etc, mucho se encarga el mismo, de que allá por donde va, todo el mundo sepa que lo es, mirad si no lo fuerte que pisan el suelo con sus tacones algunas rubias o morenas guapas cuando les miran, sin embargo lo que existe detrás de la máscara con la que todos solemos vivir el día a día es muy diferente, allí, en lo más profundo de nosotros, se esconden los complejos, los miedos, las envidias, los rencores, las frustraciones; ¿acaso no tenemos todos uno o varios secretos inconfesables?, cuando estamos solos y damos rienda suelta a nuestra mente o a nuestras bajas pasiones; Qué es esto, sino un secreto, luego estamos llegando a la conclusión de que dentro de la propia mente del ser humano, existe la necesidad del secreto, es decir que ya no solo existe la necesidad grupal de mantener un secreto sino que somos nosotros individualmente a lo largo de la vida, a fuerza de equivocarnos los que vamos creando esa parte de secreto que hay en todos nosotros y que cada uno decide gestionar libremente y con quien compartir o no.

Con respecto a la masonería, comenzaré tomando prestada una reflexión de nuestro querido hermano Alex, una vez me dijo que saber demasiado sobre los pormenores del rito de iniciación, antes de entrar era como si a un niño le revelaras cual es el regalo le han traído los reyes antes de abrirlo, esta claro, se pierde todo, se pierde completamente la emoción, y la incertidumbre de no saber lo que le espera.

Este es a mi juicio, uno de los mayores meritos de la masonería, conseguir mediante el uso del secreto o discreción de sus antiguos ritos, usos y costumbres que hombres de todo tipo, ilustrados o no, valientes o temerosos, poderosos o no con la motivación en común de un afán de búsqueda y mejora personal y una serie de ideales, se pongan a las puertas de un lugar que no conocen, totalmente desarmados y expuestos física y emocionalmente a lo que se les depare, sin tener más arma para defenderse que la sinceridad y el ánimo de saber. Esto, justamente esto, es un logro increíble, viviendo en la era de la información, de las comunicaciones, conseguir que millones de personas compartan sus trabajos masónicos por todo el mundo y que no sea tarea fácil apoderarse de aquello que guardan celosamente es realmente digno de admiración y orgullo, pues si no fuera así, de igual modo que el niño no abre su regalo con la misma ilusión, si la masonería perdiera su parte de secreto y se revelaran totalmente al publico sus practicas y ritos, ser masón perdería totalmente su significado simbólico.

Mi conclusión es que aunque la masonería guarde y haga guardar misterios, leyendas, investigaciones y recopilaciones de antiquísimas civilizaciones y generaciones de buscadores y constructores, y que pese a las dificultades contra las que ha tenido que enfrentarse durante su, a veces, tormentosa historia, la existencia de unos conocimientos puestos en común de forma ordenada, progresiva e iniciática, y el procedimiento inamovible y riguroso para acceder a ellos, es decir, de un secreto común ha hecho de la masonería una sociedad distinta a todas las demás organizaciones humanas y le ha permitido seguir existiendo más o menos, unida como una piña ¿O debería decir como una granada?, a través de los siglos.

S .·. F .·. U .·.

D. N. A .·. M .·.

Facebook Comments